Cosas importates sobre el método de VoiceMindfulness

Cosas importantes en el método de VoiceMindfulness

Todos los métodos de meditación requieren práctica, disciplina y perseverancia.  Por supuesto también voicemindfulness. Esfuerzo sin esfuerzo… Este es un testimonio vital de un meditador de mucho tiempo: “cuanto más tiempo se medita, nada hay que enseñar”. Y teniendo en cuenta esto,  podemos empezar por cinco minutos, respirando y manteniéndonos en un silencio atento, con la espalda recta pero en una posición cómoda, sea en silla, sea en zafu o de pié. Os invito a explorar por nosotros mismos qué es meditar y descubriros en esa experiencia.  Se trata de entrar en contacto con uno mismo. Y cuando esto sucede, genera calma, paz y felicidad. 

VoiceMindfulness

Para aquellos que no tienen mucha experiencia en meditación puede ser un reto sentarse a meditar sin hacer nada,  observando y aceptando todo lo que pasa, todos los pensamientos que vienen a la mente. Se recomienda que poco a poco vayan ampliando los minutos a los que se dedica la meditación.    Hay meditadores de 15-20 min diarios y meditadores de dos o tres horas. Esto dependerá de muchas factores.  Sin demasiadas pretensiones hacer 45 o 60 min de meditación ya es un éxito.

Cuando elegimos que vamos a usar la voz para hacernos más conscientes y presentes, ya sea en solitario, o en grupo, es muy importante dejar que la mente se “aburra” del sonido. Es decir, no se trata tanto de hacer creaciones magníficas que suenen bellísimas, si no que el sonido sirva a la mente para tener un lugar donde apoyarse.  Además con la propia voz, emitida de un modo correcto, suma la vibración, la cual trae numerosos beneficios.

Practicando voicemindfulness en grupo,  hay que evitar sobre todo el autojuicio, prejucio  u otros pensamientos habituales que aparecen cuando nos relacionamos con otros (“lo estoy haciendo mal”, “no me gusta esta situación”, “esta persona no me cae bien”, “desafino”, “me sale mal”etc.) para evitar que se produzca el efecto contrario: que la mente se active más. Y ¿cómo hacer para abandonar el juicio?  Estos pensamientos llegan, sobre todo al principio de la práctica,  se trata de saber que están y dejarlos pasar mientras nos centramos en la emisión de las vocales y los sonidos. Debemos de prestar exquisita atención en qué hace nuestro cuerpo para producir el sonido y en la respiración, sobre todo en la exhalación larga. El trabajo de meditación en grupo es muy gratificante puesto que nos motiva y alienta. Además con el Voicemindfulness suelen producirse momentos muy gratificantes para los miembros del grupo. Se recomienda que individualmente se practique entre 20 minutos y una hora y en grupo, lo ideal es una hora pero los avanzados pueden estar dos o tres horas.   En cuanto al tiempo de práctica, cada uno tiene que encontrar su medida pero recomiendo que al menos una hora a la semana sea en grupo.

Este método nos lleva a una cualidad de silencio diferente de la mente. Cuando entramos en estados meditativos profundos, nuestro cerebro comienza a funcionar de otro modo. Cuando estamos entonando con nuestra ‪voz natural y produciendo nuestro propio sonido, durante un tiempo significativo, estamos entrenando al cerebro para emisión de ondas alfa y theta. En estos estados la mente consciente puede comunicarse con el cuerpo físico y poder entender procesos de desequilibrio físico como dolores articulares o musculares, especialmente todos aquellos problemas que se han derivado del estrés y del ritmo de vida desajustado a los biorritmos naturales. Y puede que ocurra que el cuerpo tenga oportunidad de recuperar su equilibrio. Del mismo modo, la mente consciente se puede comunica con nuestro cuerpo emocional, y sin más que la emisión de sonidos, practicada como ‪‎voicemindfulness, de modo consciente y perseverante, puede que se produzcan grandes trasformaciones personales.

Si quieres saber más aquí tiene otro artículo sobre el tema:

Método-voicemindfulness

 

Anuncios