El poder del canto

El poder del canto.

 

Como ya te hemos dicho en reiteradas oportunidades, cantar hace bien, esa es una verdad que nadie se animaría a negar. No es necesario tener una gran voz ni ser demasiado afinado, basta tener ganas de hacerlo y estar dispuesto a recibir el bienestar que provoca sentir los sonidos que salen de nuestra alma. Si te decidiste a cantar junto con un profesional que te ayude verás como los resultados son mucho mejores.

 

Uno de los grandes poderes del canto es la liberación que causa en tu interior. Muchos beneficios se pudieron ver en personas con graves enfermedades, en niños con problemas fonoaudiológicos u otras dificultades. De hecho, a las clases llegan personas que tienen hipoacusia y disfrutan igualmente del poder de su voz.

 

Son muchos los profesionales que trabajan mediante el canto para llegar a la relajación del cuerpo, entre ellos podemos nombrarte a los cantoterapeutas,  los profesores de yoga, los terapeutas corporales y a los musicoterapeutas. Al cantar el organismo comienza a producir endorfinas y a elevar las defensas. Recordemos que las endorfinas son las hormonas que se encargan del bienestar.

 

El canto es usado desde hace miles de años para conectarse con diferentes energías, conforme a los distintos sistemas de creencias y tradiciones. Para algunos el canto es parte fundamental de su momento de meditación, oración o devoción.

 

En muchos casos el canto es acompañado por algún instrumento, o por otras, sólo con la voz, que tiene cada uno.

 

El canto tiene un gran poder en el organismo, permitiendo mantenerlo sano. Algunos de los beneficios son:

El poder de tu voz,  cantoterapia

Tonifica los músculos intercostales, ejercita los pulmones y el diafragma.

Mejora la calidad del sueño.

Permite mejorar la circulación.

Ayuda a incrementar la capacidad aeróbica.

Disminuye la tensión muscular.

Mejora tu postura.

Genera una mayor apertura del sistema respiratorio.

Libera endorfinas.

Mejora la depresión y cuadros de ansiedad.

Emocionalmente mejora mucho el ánimo.

Permite fortalecer la autoestima y la autoimagen.

Nos conecta mejor con nuestro mundo interior.

Cantar te hará más feliz.

Conocerás mejor tu cuerpo y descubrirás aspectos más profundos de tu personalidad.

Anuncios